Nos gastamos muchísimo dinero en nuestros equipos para poder jugar con las mejores prestaciones y una vez los tenemos en casa pensamos que ya está, serán así para siempre y por desgracias nos damos cuneta que como cualquier maquina de ato rendimiento hay que estar muy encima de ella siempre haciéndole un mantenimiento constante para que este al cien por cien en todo momento.

No hay que dejar que nuestro equipo nos de señales de fatiga o se nos cuelgue o se nos estropeé.

Ne dejéis que vuestro equipo termine así, como el que os mostramos hoy ya que somos buenos, pero en según que ocasiones no podemos hacer mas que certificar la muerte del equipo.